Noticia Prensa Escrita
 Imprimir  Enviar  PDF  Cerrar
País: Chile
Fecha: 2017-04-08
Medio: El Mercurio
Sección: ECONOMÍA Y NEGOCIOS
Página(s): B4
Centimetraje: 34x31 cms
Presidente de la Asociación de Isapres lamenta que reforma al sistema no haya sido prioridad para el Gobierno
Rafael Caviedes: "Si no hay una solución al problema jurídico en un plazo razonable, es probable que en el futuro otra isapre caiga"
Timonel del gremio afirma que el error del superintendente de Salud es pensar que este escenario no ha afectado el encuentro de una salida oportuna a la crisis que enfrenta Masvida. Si hubiera estado en su lugar, "tal vez se podría haber hecho una fiscalización financiera mucho más estricta", plantea.
Agrandar Tamaño Texto Disminuir Tamaño Texto
María Paz Infante y María Jesús Coloma
Si bien hasta ahora había guardado silencio en medio de la crisis de Masvida -mientras no se consolidara un eventual desenlace-, esta situación no ha pasado inadvertida para el presidente de la Asociación de Isapres, Rafael Caviedes, quien también fue, hace años, gerente general de Masvida. Motivado por la consigna de que los gremios deben dar la cara ante la opinión pública, aceptó conversar y analizar el complejo panorama que está atravesando la industria.

-¿Cómo ve la crisis de Masvida?

"La incertidumbre jurídica que hay en el sector no le ha permitido a isapre Masvida encontrar una profunda solución a sus problemas. Si no hubiésemos tenido este ambiente de incertidumbre, esta crisis legal, la isapre ya hubiese encontrado un socio estratégico hace dos años o más. Es difícil incorporarse a la industria donde hay una judicialización que ha significado transferir US$ 120 millones en pago de costas a los abogados litigantes".

-¿El caso Masvida ha provocado un daño a la industria?

"Sí, sin duda. Lo que también ha hecho es mostrar al público que hay incertidumbre en la industria".

-¿Cómo está la situación de la industria hoy?

"La industria enfrenta una crisis que se arrastra desde 2010, cuando fue declarado inconstitucional lo de las cláusulas referidas a las tablas de ajuste de precio por sexo y edad. Han transcurrido siete años desde ese fallo en el Tribunal Constitucional y ningún gobierno ha sido capaz de hacer nada. Si no hay una solución al problema jurídico en un plazo razonable, es probable que en el futuro otra isapre caiga".

-¿Qué es un plazo razonable?

"No sé. Cuesta decirlo, porque vienen estos períodos de ajuste de la tarifa GES y eso le permite a la isapre tener una cierta holgura para poder seguir funcionando. Insisto, a la isapre Masvida le ha perjudicado este proceso de incertidumbre jurídica, no por el efecto mismo de la isapre, sino que por el efecto en encontrar socios estratégicos oportunos".

-Como gremio, ¿qué solución prefieren para Masvida?

"Preferiría que se mantenga una isapre más en el mercado. Ojalá surja un nuevo operador, un nuevo competidor, porque eso es más sano para el mercado. También quisiera que, si eso no fuese posible, ojalá ningún afiliado se fuera a Fonasa".

-Si finalmente existiera una licitación de la cartera, ¿la industria tiene espacio para recibir a los afiliados?

"Eso debería preguntárselo a cada isapre por separado, no es una materia gremial. La incorporación de cartera nueva implica que la isapre que lo haga requiere capital, porque tiene que incorporar las garantías que obliga la ley para atender a esos nuevos afiliados. No sé si hay alguna isapre en Chile que tenga la capacidad financiera".

-¿Cuál es la continuidad de Masvida en el gremio hoy?

"Es una situación compleja. No están eliminados de nuestros registros. La isapre continúa funcionando".

-¿Les complica que siga en el gremio con lo cuestionada que está?

"Sí; una isapre que está intervenida nos complica".

-¿Cómo se explica que las isapres sigan teniendo utilidades considerando su complejo panorama financiero?

"Si no tuvieran utilidades, no podrían existir. Tienen un margen de rentabilidad muy estrecho, es un equilibrio inestable el que viven las isapres. Estas utilidades millonarias del sistema de isapre es una posverdad: es una falsedad creada con declaraciones de múltiples actores que hablan de las utilidades millonarias del sistema de isapres. Pero las utilidades de una isapre deben ser un veinteavo de cualquier compañía grande en Chile".

-¿Sienten que, como reclaman las AFP, a las isapres les han cargado la mano más de la cuenta?

"Hay una discusión ideológica en torno a la participación del sector privado en la seguridad social. No me cabe duda que nosotros estamos enredados en esa discusión ideológica".

-¿Podrían ser el próximo sector en caer?

"Espero que no".

"El error" del regulador

-¿Cómo evalúa la gestión del superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic?

"El error del superintendente es pensar que este ambiente no ha afectado el encuentro de una solución oportuna a los problemas que están afectando a isapre Masvida. Si hubiese certidumbre jurídica, otro gallo cantaría".

-¿Qué habría hecho usted en el lugar del regulador?

"Es fácil ser general después de las batallas, pero tal vez se podría haber hecho una fiscalización financiera mucho más estricta para proyectar el riesgo que estaba implícito en esa empresa".

-¿Sienten que perdieron la batalla de conseguir que el Gobierno haga algo?

"Este Gobierno no tiene voluntad política para hacer una ley; tiene otras prioridades y ya lo ha dicho".

-¿El caso Masvida debiese presionar al Ejecutivo a tomar cartas en el asunto?

"El Gobierno no ve ninguna relación entre el caso Masvida y la incertidumbre jurídica. Creo que están profundamente equivocados".

-¿Espera que una reforma al sistema de salud privado esté dentro de las propuestas presidenciales?

"El próximo gobierno debería pensar en la gente y ponerlo en el centro de las soluciones. Si es el sector privado el que está dispuesto a dar una buena solución a las personas, debiera cuidarse el sector privado para que la gente tenga mejor acceso a la salud".

"Hay un tema que es urgente resolver, que es el ajuste de tarifas, y luego viene la creación de un nuevo modelo de aseguramiento privado".
Recuadro :
GES: "Fallo (de la Corte Suprema) traerá consigo un nuevo foco de judicialización"

Las isapres podrían aumentar la exposición a su enemigo más riesgoso: la judicialización. Esto, luego de que la Corte Suprema acogiera recursos contra las isapres por el reajuste de la prima por el plan de Garantías Explícitas de Salud (GES) que cobran las aseguradoras para el período 2016-2019. El máximo tribunal estableció que el aumento no podrá ser significativamente mayor a la prima universal fijada por el Ministerio de Hacienda en 3,87 UF por cotizante ($102.493).

El presidente de la Asociación de Isapres, Rafael Caviedes, estimó como "gravísimas" las consecuencias que derivarán tanto de manera directa como indirecta del fallo de la Corte Suprema referido al GES. "Este fallo traerá consigo un nuevo foco de judicialización motivado por las cuantiosas costas judiciales -por cierto costosas para los afiliados- que provocará un fuerte incremento en la incertidumbre que hoy afecta al sector y, a la vez, impactará negativamente el desarrollo de la medicina privada en Chile", advirtió. Esto, asegura, ya que el fallo es un fuerte desincentivo al perfeccionamiento de los beneficios GES que entregan las isapres a sus más de 3,5 millones de afiliados.

El líder del gremio añadió: "esto corresponde virtualmente a una fijación de precios, pero con el agravante de que toma como referencia un valor subestimado por los Ministerios de Hacienda y de Salud".

A juicio de Caviedes, la gravedad de este fallo se basa en las futuras consecuencias que tendrá una fijación de precios del GES, que tiene definida cada una de sus prestaciones y coberturas por ley. "Con ello se exigirá a las isapres que con el valor de la prima universal fijada por el Estado -que toma como referencia prestaciones entregadas en hospitales públicos y con todas las deficiencias que presenta este servicio- se entreguen prestaciones de calidad en clínicas privadas y sin listas de espera, se paguen impuestos, licencias médicas asociadas a esas patologías y se administre el beneficio".

El presidente de Isapres de Chile calcula en $7.500 millones el efecto -solo para este año- por pago de costas y menos ingresos de cotización por el fallo.

"Preferiría que se mantenga una isapre más en el mercado. Quisiera que, si eso no fuera posible, ojalá ningún afiliado (de Masvida) se fuera a Fonasa".

"Si no hubiésemos tenido este ambiente de incertidumbre, esta crisis legal, la isapre ya hubiese encontrado un socio estratégico hace dos años o más".
 
Ampliar Imagen
Décima Avenida 1244 - Tel 498 84 00
© 2017 NexNews