Noticia Prensa Escrita
 Imprimir  Enviar  PDF  Cerrar
País: Chile
Fecha: 2017-05-09
Medio: La Tercera
Sección: Nacional
Página(s): 22
Centimetraje: 28x27 cms
Isapres proponen reducir subsidio para desincentivar uso de licencias médicas
Gremio plantea limitar retorno de los ingresos o poner tope anual a días de permiso.

Plan surge tras alza del gasto. Expertos ven complejo restringir los pagos a los afiliados.
Agrandar Tamaño Texto Disminuir Tamaño Texto
Judith Herrera C.
Un cambio radical en la gestión de las licencias médicas propone un estudio realizado por la Asociación de Isapres frente al sostenido aumento que muestran el uso y gasto asociado a los permisos. Según el análisis, la cifra de licencias creció un 33% en los últimos cinco años, al pasar de 934.169 en 2012 aun total de 1.243.017 en 2016. El costo, en tanto, subió 57% en el período, llegando el año pasado a $ 446 mil millones (ver infografía). Al respecto, el gremio plantea que tras el alza de los permisos "no parece haber motivos epidemiológicos" y que podría haber mal uso al "prolongarse el descanso más de lo necesario, ausentarse del tra- bajo en casos que se necesite realizar trámites, cuidar algún familiar y extender vacaciones", entre otras.

Reducción del subsidio

El análisis comparó el modelo actual con otros países desarrollados, concluyendo que Chile posee una de las protecciones más generosas, con un retomo del 100% de los ingresos, con tope de 75,7 UF al mes ($ 2.012.841). Esto, sin restricción en la duración de las licencias - salvo el deducible de tres días cuando duran menos de 11 días- ni en la cantidad de permisos anuales. "El subsidio por incapacidad laboral es, en realidad, un seguro por pérdida de ingresos incorporado en los planes", afirma el trabajo, que advierte que la tendencia en países desarrollados es a restringir el beneficio.

Para abordar esto, la asociación plantea tres medidas: desincentivar el mal uso, mejorar el manejo de los permisos prolongados y que un ente autónomo las gestione. Sobre el primer punto, proponen bajar el subsidio que percibe el trabajador al hacer uso de una licencia. "Reducir el porcentaje de ingresos que se retribuirán al trabajador ha demostrado en otros países ser un buen incentivo para el correcto uso", afirma el gremio, advirtiendo que se deben distinguir las patologías graves.

"Diferenciar por enfermedades es reconocer que existen patologías donde la gente necesita más tiempo, pero hay otras leves. No parece lógico que se consideren ambas iguales, en otros países se diferencia el beneficio en función de la gravedad", dice Gonzalo Simón, gerente de desarrollo de la Asociación de Isapres, quien añade que "para casos no graves podría restringirse en cierto porcentaje la retribución de ingresos o fijarse una cantidad máxima de días al año". También proponen que el financiamiento del subsidio se comparta entre el empleador y el trabajador, para que la empresa desincentive el mal uso y el ausentismo laboral.

Al respecto, expertos en la materia coinciden en que el modelo de licencias médicas requiere cambios. Sin embargo, ven complejo reducir el subsidio: "Es difícil quitar cobertura en los pagos, y si bien es cierto que se pueden analizar las enfermedades por los riesgos y según eso dar cobertura parcial, es complejo, pues son temas de seguridad social", explica Víctor Zárate, director de la carrera de Medicina de la U. San Sebastián, quien añade que sí se puede analizar el financiamiento y que "el empleador participe del subsidio y cubra los días de las patologías menos graves".

Camilo Cid, ex secretario ejecutivo de la comisión para reformar a las isapres, apuntó a levantar el deducible actual: "Se ha demostrado que el no pago de los tres días es un incentivo perverso, porque la gente busca tener una licencia de más de 11 días. Si esto no existiera, se ahorrarían recursos". Añade que la diferenciación por enfermedad no es posible, porque "nadie quiere estar enfermo y las licencias son un sistema de seguridad social, por lo que no se debería discriminar a una persona de acuerdo a su patología".

Asimismo, las isapres apuntan a revisar los permisos prolongados, que pueden ser usados en caso de pensión por vejezo invalidez, debido a que el retomo de los ingresos es mayor. "Eso lleva a que frente a enfermedades incurables o en jubilación, muchos trabajadores hagan uso de licencias médicas", dice el estudio. Finalmente, el sector afirma que las licencias deben estar a cargo de un ente especializado: el Servicio de Salud de Licencias Médicas. "Un solo organismo independiente sería positivo, pues no dependería de ningún seguro para tomar decisiones", dice Zárate.
 
Ampliar Imagen
Décima Avenida 1244 - Tel 498 84 00
© 2017 NexNews